Claves para hacer el trabajo fin de grado

claves para hacer el trabajo final de grado

Elaborar el trabajo final de grado puede ser un desafío considerable. Es un paso esencial si aspiras a obtener tu título universitario y convertirte oficialmente en graduado/a. Dada la importancia de hacer el trabajo final de grado, hemos reunido algunas estrategias que nos fueron útiles durante nuestras experiencias académicas en la universidad.

Claves para hacer el trabajo final de grado

Elige bien a tu tutor o tutora

A lo largo de los últimos años has conocido a diferentes profesores, incluso algunos te han dado hasta dos o tres asignaturas. Y probablemente tengas un contacto más directo y familiar más con unos que con otros, así que puedes intuir cuál de ellos podría ser el indicado o la indicada. No elijas a tu favorito porque sí, sino alguien que sepas te dará las pautas y los consejos necesarios para lograr terminar con éxito tu trabajo de fin de grado.

La estrategia: no dejar nada al azar

Es recomendable que no dejes al azar ni la elección del tema ni la selección de tu tutor o tutora de TFG. La mayoría de los profesores han tenido que investigar para poder estar allí, así que les puede interesar tutorizar un tema más que otro. Si está familiarizado con tu trabajo final, tienes una gran ventaja, pues no le será difícil encaminarte en tu búsqueda; de hecho, apreciará que hayas decidido encaminarlo hacia su línea de investigación o especialización.

Por ejemplo, si tu tema de investigación es “Ritos de paso en la tribu Masái” y eliges como tutor del proyecto al profesor que imparte la asignatura de Economía Política, por muy bien que os llevéis, podría ser una pérdida de tiempo para ambos.

Las cosas bien claras

Ten en cuenta que cuando haces el TFG, el responsable de tutorizarte es solo un guía durante todo el proceso. No redactará por ti, pero sí que le tienes que convencer de que tu trabajo es bueno. Recuerda que el objetivo es tener su visto bueno para la defensa ante el tribunal.

Elabora un calendario para el desarrollo de tu TFG

Puede parecer algo innecesario a simple vista, pero verás buenos resultados en poco tiempo. Aplica una rutina, a tu propio ritmo, con una hoja de ruta.

Si te propones unos objetivos desde tu primera reunión con el tutor o la tutora, donde se supone que tu tema ya debería estar más o menos establecido, podrás trabajar con más calma. Tener un calendario es una manera eficaz de administrar tu tiempo, atender a todas las exigencias que tu proyecto requiere e, incluso, darle unas perspectivas que ni siquiera te planteaste en el primer momento.

Paso a paso con unos objetivos diarios

Te animamos a que te exijas pequeños objetivos cada semana al hacer tu TFG, sobre todo, en la primera etapa, ya que es la que requiere más dedicación y paciencia. Es muy fácil desmoronarse si de primeras no encuentras información pertinente o reveladora para resolver la pregunta que guía tu proyecto. No te preocupes, esto es muy frecuente. Precisamente, por investigar en la época en la que te ha tocado investigar, estás sobreexpuesto/a a cantidades de información ingentes, que pueden provocar cierto nivel de ansiedad al intentar abarcar todo en conjunto. Es por esto que la utilización de una agenda puede liberarte de presiones y aliviar la sensación de que el tiempo se te echa encima.

Al abordar los errores comunes en la presentación del TFG, es crucial estar bien preparado y conectado con los ambientes relevantes a tu área de estudio. Si te encuentras en esta situación, te sugiero que te sumerjas en los campos que deseas investigar. Establece contacto con organizaciones, envía los WhatsApp necesarios para manifestar tu interés y comienza a desarrollar una metodología. Es recomendable que organices entrevistas o jornadas de debate, incluso si son a largo plazo. Aunque pueda parecer obvio, mediante este ejercicio de planificación, no solo te preparas adecuadamente, sino que también puedes prever y evitar situaciones desfavorables.

Busca un lugar tranquilo y silencioso para trabajar

Asegúrate de poder estar tranquila/o en la medida en la que puedas. Las distracciones, como ya sabes, jamás son efectivas a la hora de enfocar toda tu atención. Sería conveniente que le dieras a tu investigación toda la seriedad y compromiso que se merece, y que el tiempo que emplees en ella estés completamente concentrada/o para que salga el mejor TFG posible.

Sin prisa pero sin pausa

Durante tus años de carrera ya habrás podido darte cuenta de que todo buen resultado merece una dedicación y esfuerzo; sin embargo, ninguno de nosotros somos máquinas programadas, pues tenemos nuestras necesidades. El ingenio y la concentración dependen de muchos factores.

Por eso es importante que durante esta última etapa del grado estés volcada/o al máximo en hacer el TFG. Si tienes muchas cosas en mente, muchas responsabilidades, estaría bien que te permitas mantenerlas un tiempo al margen, hasta que puedas retomarlas.

Comparte tu experiencia con otros compañeros

Siempre podremos recurrir a una cualidad tan humana como lo es la empatía y el compañerismo. El ambiente académico va más allá de las clases online, las fiestas y los exámenes. Si conoces a alguien de tu clase que también tiene que hacer el TFG, podéis compartir conocimientos, consejos y daros apoyo.

Seguramente un compañero o compañera puede ser de mucha más ayuda que un manual o, por lo menos, más cercano. Intenta compartir tus conocimientos y que los demás lo hagan contigo, contrastar opiniones y llegar a soluciones juntos. Muchas veces este factor es de gran importancia, ya que puede que encuentres perspectivas que ni siquiera llegaste a pensar.

Cuida tu redacción

Revisión de ortografía y maquetación en Word

Es muy importante que no tengas faltas ortográficas ni de estilo a la hora de redactar, puesto que pueden suspenderte. Usa el corrector de Word o Google Docs para evitar los errores más comunes. Luego relee tu texto al menos 3 veces durante el mismo día y dos relecturas adicionales otro día. Seguro que podrás modificar o mejorar algún párrafo.

¡Y cuidado con el plagio! No copies ningún texto sin citar la fuente o al autor. Y, por supuesto, sigue las normas que te piden en la guía de tu grado como son APA, Vancouver o Chicago.

¿Tienes que hacer el TFG? ¿Ya lo has entregado? Déjanos un comentario sobre qué te ha ayudado a ti durante su desarrollo.

Categorías

SOCIAL MEDIA

¿Necesitas ayuda con tu Trabajo Académico?

No te preocupes, estamos aquí para apoyarte.Solicita información
ahora y descubre cómo alcanzar tus metas académicas con nosotros.

Completa el formulario

Presupuesto gratuito en menos de 24h