¿Cómo elegir fuentes de información fiables? 4 consejos indispensables
Cerrar
¿Quieres proponernos temas? ¡Estamos encantados de ayudarte! Escríbenos en el foro
fuentes de información fiables

¿Cómo elegir fuentes de información fiables?

Ayúdanos a difundir:

Si estás investigando para tu TFG, seguro estás buscando y leyendo varios artículos, estudios y revistas especializadas. Y a veces tendrás la sensación de no saber si citarlos en tu bibliografía porque desconoces tu calidad. En TFG.es hemos preparado 4 consejos para que elegir fuentes de información fiables.

¿Por qué es importante? Porque es la base sobre la que construyes el trabajo y es una demostración de tus capacidades críticas y de síntesis.

Consejo #1: Sencillez ante todo (no simple).

En primer lugar, selecciona las fuentes que no te supongan un quebradero de cabeza a la hora de tratarlas, para ello tendrás que aplicar el sentido común. Por tanto, no te detengas en complejas y encriptadas referencias que te llenen de impaciencia, y piensa que a veces, la información más sencilla (que no es lo mismo que simple) es la que más te puede ayudar.

Consejo #2: Consulta la fecha de publicación

Una vez tengas lo anterior en cuenta, fíjate en cómo se presenta dicha información y si merece fiabilidad. Merece la pena consultar la fecha de publicación, ya que obsolescencias no nos aportan ninguna credibilidad; revisa al autor, pues mediante un breve retrato del mismo podemos averiguar rápidamente qué grado de autoridad posee en su campo.

Una variable que influye para que las fuentes sean fiables es la fecha de publicación o creación de la información.

Consejo #3: Verifica el origen de la fuente de información

Con la cantidad ingente de información se hace casi imposible conocer la calidad de un dato:  si son personales, institucionales… Una fuente fiable es aquella en la que puedes rastrear y consultar su origen. Te recomendamos buscar en repositorios públicos y oficiales, en medios con fact-checking y diferentes buscadores especializados (no generalistas como Safari, Opera o Mozilla).

Consejo #4: Compara una y otra vez

Compara siempre las fuentes de información que selecciones para verificar si se sustentan sobre otras, se refutan, o se contradicen, lo cual puede ser esencial durante la redacción final.

¿Qué te han parecido estos consejos para elegir fuentes de información fiables? Coméntanos qué te ha servido a ti para seleccionarlas correctamente.

Ayúdanos a difundir: