12+1 consejos para la estructura de un TFG: más allá del índice
Cerrar
¿Quieres proponernos temas? ¡Estamos encantados de ayudarte! Escríbenos en el foro
estructura tfg

✅ 12+1 consejos para la estructura de un TFG

Ayúdanos a difundir:

Después de muchos años corrigiendo trabajos de fin de grado y de máster, hemos pensado en cuáles serían los consejos más útiles para cada parte de la estructura de un TFG. Aquí tienes una recopilación que te puede ayudar.

Claves de la estructura de un TFG según cada apartado

1. Portada.

Asegúrate de seguir la guía del TFG de tu universidad. Si no te impone un modelo de portada y tienes libertad, intenta que el diseño no sea muy llamativo. Lo importante es el contenido del TFG pero la portada es la primera impresión que tendrán sobre tu trabajo.

2. Agradecimientos.

Parece la parte más sencilla de realizar pero muchos alumnos dudan sobre cómo realizar un buen agradecimiento, y, sobre todo, necesitan ejemplos de agradecimientos de TFG para saber qué lenguaje emplear. Siéntete libre y busca en internet. Esta parte de la estructura de un TFG puedes expresar tu cariño a todos los que te hayan ayudado a hacerlo o que han estado contigo durante tu etapa universitaria.

3. Resumen.

No pretendas resumir el trabajo antes de terminarlo. Sé conciso. El resumen es una versión abreviada, una vista previa del mismo. Tiene que ser atractivo ya que es un punto clave para una persona decida si lo va a leer por completo o no. Te recomendamos tenga una extensión máxima de unas 300 palabras.

4. Índice. ¡Ojo! Los tutores y evaluadores le presentan mucha atención.

Haz el índice automático en Word, podrás hacer modificaciones rápidas si fuesen necesarias. Te aconsejamos hacer títulos cortos y que todo tu contenido estructurado no supere las dos páginas.

5. Introducción, una de los apartados más importantes en la estructura de un TFG.

Intenta convencer al lector en esta parte de la estructura del TFG. Haz hincapié en su relevancia científica y que es interesante tomarlo en cuenta. Como ayuda extra para su redacción, usa ejemplos de artículos actuales y prácticos.

6. Objetivos.

Debes formularlos en infinitivo. Ten en cuenta que si son demasiado pretenciosos puedes complicar el proyecto, ya que vas a tener que encontrar la metodología que te permita alcanzarlos.

7. Hipótesis: ¿Son los mismo que las preguntas de investigación?

No confundas las hipótesis con la pregunta de investigación. Las hipótesis deben ayudar a dar respuesta a esta, por lo que pueden considerarse como sub-preguntas.

8. Metodología.

Asegúrate de que existe suficiente bibliografía para el desarrollo de tu TFG y si tienes dudas sobre cómo alcanzar los objetivos pregúntate si es un tema general que puedes abordar con fuentes secundarias, o si por el contrario vas a tener que recurrir a llevar a cabo trabajo de campo (encuestas y entrevistas, principalmente). Si puedes elegir, decántate por una revisión bibliográfica, pero vigila el plagio.

9. Marco Teórico, la base de la estructura de un TFG.

Procura que siga una secuencia lógica entre los autores que utilices y sus teorías o hipótesis. No es necesario que siga un orden cronológico. La idea del marco teórico es que sirva como un diálogo entre las distintas corrientes. Busca fuentes lo más actualizadas posibles (de los últimos cinco años).

10. Parte empírica.

Si no dominas el software estadístico que vayas a necesitar, te recomendamos que no lleves a cabo una investigación cuantitativa (generalmente encuestas). Intenta dejar claro el proceso seguido y los resultados obtenidos, de forma que un tercero si realizase la misma investigación y siguiera los mismos pasos, obtendría los mismos resultados.

11. Conclusiones. Después del índice y la introducción, es el apartado más relevante en la estructura de un TFG.

Te recomendamos que las conclusiones se encuentren numeradas. Procura que se dedique una parte de las conclusiones a cada uno de los objetivos planteados. En esta parte no se introduce información nueva, ni se tiene que citar o introducir opiniones personales.

12. Bibliografía.

Utiliza fuentes fiables. ¿Cómo? Sírvete de Google, que ya pensó en todos los que hemos realizado trabajos académicos y creó Google Académico. Dependiendo de lo que estudies será necesario que uses otros motores de búsqueda. En todo caso, busca autores reconocidos y publicaciones recientes.

¡Consejo extra! +1

Nuestra mayor recomendación es que no caigas en la desesperación. Seguramente no exista una única solución si te encuentras estancado/a, y tal vez sea más simple de lo que crees. Busca trabajos similares al tuyo para que te puedan servir de guía. No copies nada porque entonces tendrías un problema mayor: superar el límite de plagio permitido y el trabajo realizado no habrá servido de nada. En muchos casos acudir a la ayuda del tutor o un profesional para que te aconsejen puede ser una buena salida, pero ante todo ten presente que existe una salida y no bajes los brazos.

Ayúdanos a difundir:

Deja una respuesta