Conclusiones TFG: 5 consejos antes empezar con la redacción
Cerrar
¿Quieres proponernos temas? ¡Estamos encantados de ayudarte! Escríbenos en el foro
conclusiones tfg

Conclusiones TFG: Qué son y consejos para comenzar con su redacción

Ayúdanos a difundir:

Si estás en ese punto en que tienes casi todo el trabajo fin de grado y no sabes cómo empezar el capítulo de “Conclusiones TFG”, te daremos algunas claves para que empieces con buen pie. Después de al menos 2 meses a tope con la investigación y redacción, no es hora de tirar la toalla.

¿Qué son las conclusiones del TFG?

Es una de las partes obligatorias dentro de la estructura del TFG. Consiste en revolver las preguntas planteadas al principio de la investigación basándose en los resultados obtenidos y un análisis crítico-objetivo.

¿La extensión? Entre 200 y 400 palabras. Un 5% del trabajo total. Si sobrepasas esta extensión, se recomienda un máximo de 1000 a 1500 palabras.

Conclusiones TFG: ¿Para qué sirven?

Las conclusiones del TFG son la fusión de los resultados obtenidos y los objetivos (o hipótesis) que se han cumplido y logrado con el proyecto. Permiten que los investigadores y personas interesadas en tu tema puedan conocer directamente que has logrado con tu proyecto. Es como el spoiler de tu TFG.

Es donde se exponen los argumentos finales sobre el trabajo, compruebas las preguntas de investigación que se has planteado al comienzo del mismo. También se recogen las limitaciones que has encontrado (problemas durante las búsquedas, desarrollo de estudios empíricos, falta de aplicación del modelo propuesto, etc.), así como las futuras líneas de investigación que se abren con tu trabajo (qué tipo de estudios se podrían realizar en base a tu investigación, la aplicación de la propuesta, etc.).

5 consejos antes empezar con la redacción de las conclusiones del TFG.

Empieza repasando los objetivos y la metodología

Es importante que repases los objetivos que te planteaste al principio y lo que has conseguido hasta ahora con tu trabajo final. También que sepas las limitaciones de tu metodología y cómo ha influido en la obtención de los resultados. Responde a preguntas como: ¿Tuviste problemas para cumplir tus objetivos? ¿En qué te ayudaron los métodos y herramientas usadas? ¿Por qué es interesante lo que has hecho?

Verifica el porqué de tus resultados

Revisa si tienes suficientes datos, fuentes y citas para corroborar el planteamiento, los resultados y su análisis. Será tu escudo frente a las preguntas del tribunal en la presentación.

Evita los cabos sueltos

Si no has podido cumplir algún objetivo es importante que lo menciones. Ya sea por falta de recursos, acceso a la información o conocimientos técnicos.

Huye de las afirmaciones exageradas y las generalizaciones

Es importante hacer afirmaciones y negaciones en las conclusiones del TFG siempre que puedas respaldarlas. Enfócate en tu alcance y evita generalizar. Para eso tienes el planteamiento de las posibles líneas de investigación a posteriori.

Evita la repetición del mismo argumento o idea contextual

Ten cuidado de repetir palabra por palabra lo que ya has dicho antes. Las conclusiones del TFG tienes que aportar algo distinto del resto de capítulos o partes de trabajo, aunque se base principalmente en los objetivos, las hipótesis (si las hay) y los resultados.

Te recomendamos esta guía de la Universidad Complutense de Madrid sobre Cómo escribir el TFG y TFM.

Queda con alguien y cuéntale lo mejor de hacer tu TFG

Cuando hablas de lo que ha supuesto hacer tu TFG con alguien de confianza, probablemente te haga preguntas que te ayudarán a descubrir qué ha sido lo más relevante de tu investigación.

Las conclusiones del TFG son junto al índice y la introducción lo más importante cuando alguien lee tu documento, porque le permite responder a esta pregunta: ¿Merece la pena leer y tomar en cuenta este trabajo?

Ayúdanos a difundir: